top of page
Buscar

"Canto al agua": El arte como elemento sanador del medioambiente



Foto: Fundación Germán Uribe


Distintos colectivos y artistas se han centrado en trabajar el arte como una herramienta sanadora, a partir de ello han surgido iniciativas alrededor del mundo para trabajar entorno al ambiente, es así como nace “Cantoalagua”, espacio que propone soluciones diferentes para la concientización del cuidado de las fuentes hídricas de nuestra región.


“Cantoalagua” inició en Colombia en el año 2012 a manos de Héctor Buitrago, vocalista de la reconocida banda Aterciopelados, junto a la diseñadora gráfica, música y cantante Catalina Salguero.


El proyecto surgió a partir del análisis del trabajo investigativo del doctor japones Masaru Emoto, donde en su libro titulado “Los mensajes del agua”, demostró que nuestras palabras y emociones tiene un efecto directo en las moléculas del agua afectandolas de manera positiva o negativa.


Es por esto que los fundadores del proyecto idearon una manera artística y representativa de conmemorar el Día Mundial del Agua, convocando cada 22 de marzo a reuniones en puntos específicos de las ciudades para entonar cánticos y realizar acciones con impacto positivo sobre el cuidado de las diferentes fuentes hídricas o cuerpos de agua; estos puntos de encuentro se pueden hacer en cualquier parte del mundo, Ibagué no es la excepción.



Diana Hoyos, gestora cultural y directora de la fundación Germán Uribe, es la cuota ibaguereña en la iniciativa “Cantoalagua”, ella está encargada del punto de la Comuna 8 de Ibagué, más precisamente en el barrio Buenaventura junto a la quebrada Hato de la Virgen.


Foto: Fundación Germán Uribe


“Cada lugar le da su toque, su especialidad. Nosotros siempre hacemos una jornada de limpieza y una intervención artística. Posteriormente nos disponemos a cantar

durante 5 minutos o a entonar la letra A durante 5 minutos”, mencionó Diana Hoyos.


El objetivo de estos cánticos es poder conectar de una manera energética con el agua, partiendo de reconocer en este caso la microcuenca Hato de la Virgen como un ser vivo; la conexión que hay entre el ser humano y estos cuerpos hídricos, permitiendo así una sanación no solo interna, sino que también un impacto positivo en el agua.



“Llegó a nosotros como parte de las búsquedas de esa posibilidades de proponer iniciativas que desde lo artístico, desde lo sensible contribuyan a nuestro objetivo que es promover la recuperación de la microcuenca Hato de la Virgen, que parte de reconocerla como un ser vivo, en la medida que entendamos que no es un objeto, no es un instrumento, no es una alcantarilla. Es un ser vivo que está enfermo y que necesita recuperarse”, afirmó Diana Hoyos.


Ibagué se unió a este movimiento a partir del año 2021 y son varios los voluntarios que se preparan cada 22 de marzo para conectar con el agua; por otro lado es bueno que los medios de comunicación difundan cada vez más este tipo de iniciativas que despiertan una conciencia social en cuanto al cuidado del agua.


46 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Commentaires


bottom of page